Úlceras por presión (UPP).

¡Hola a todos de nuevo y bienvenidos a todos aquellos que visitan por primera vez este blog!

Aquí estamos un día más para hablar sobre las úlceras por presión, aprovechando que en la pasada entrada tratamos el tema de las sillas de ruedas. ¿Estáis preparados? ¡Empezamos!

¿Qué son las úlceras por presión (UPP)?

Las UPP son lesiones que se producen en la piel y en los tejidos subcutáneos, provocadas por la presión de una superficie relativamente dura que está en contacto directo con una parte del cuerpo.Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo como consecuencia de una disminución de oxígeno y de nutrientes, a causa de la presión mantenida. Suelen aparecer cuando una persona pasa largos periodos de tiempo en una misma postura.

upp1

¿Cuáles son los factores de riesgo para la aparición de las UPP?

  • Todas aquellas personas que, como señalaba anteriormente, pasan largos periodos de tiempo en sedestación o encamadas, presentan un mayor riesgo de aparición de úlceras por presión.
  • Malnutrición y escasa ingesta de líquidos provoca una debilitación de los tejidos cutáneo de la persona.
  • Piel humedecida a causa de la orina, las heces, el sudor, exudados, etc.
  • Enfermedades del sistema circulatorio y sistema respiratorio, ya que ambas disminuyen el aporte de oxígeno a los tejidos, debilitando la piel.
  • Las enfermedades neurológicas que disminuyen la sensibilidad. Sobre todo se produce en lesiones medulares.

¿Cómo prevenir la aparición de las UPP?

Mantenimiento de la higiene diaria:

higiene-diaria-upp

  • Es preciso la higiene diaria de la piel. Para ello, se deberá utilizar agua tibia, una esponja suave y jabón neutro, con el fin de dañar lo menos posible la piel.
  • El secado de la piel debe hacerse con sumo cuidado, evitando frotarla. Es mucho mejor colocar la toalla sobre la piel, dejando que la toalla absorba por completo el agua.
  • MUY IMPORTANTE: Tener especial cuidado en secar correctamente los pliegues cutáneos de la piel, ya que son las zonas más delicadas.
  • Tras el lavado y el secado de la pie, es preciso hidratar la piel con crema hidratante, con el fin de evitar la sequedad de la piel.

Elección adecuada de la ropa. 

ropa-ajustada-upp

  • Se debe evitar en todo momento la ropa muy ajustada, o aquella que pueda provocar roces en la piel de la persona.
  • Además, la ropa deberá ser cómoda para la persona que la lleve.
  • La ropa interior será mejor si es de tejidos naturales, como el algodón.
  • Todas las prendas de vestir, deberán mantenerse limpias, secas y sin arrugas, para evitar la aparición de roces.

Realizar cambios posturales:

cambios-posturales-upp

  • Se deben realizar cambios posturales cada dos horas aproximadamente. Estos cambios resultan imprescindibles para la prevención y tratamiento de las úlceras por presión, por lo que es importante hacerlo repetidamente cada 2-3 horas.
  • Es importante que si la persona ya presenta úlceras por presión, no se coloque a ésta sobre las úlceras, ya que esto provocaría una interferencia en la curación de las UPP.
  • Al realizar los cambios posturales o las transferencias de una superficie a otra, es importante recordar que se debe realizar con mucho cuidado, ya que cualquier mínimo golpe en la superficie corporal de la persona, podría debilitar la zona.

Uso de materiales antiescaras: 

colchon-ae

  • Como medida preventiva, se utilizan materiales antiescaras, en función de las necesidades de cada persona.
  • Estos materiales ayudan a disminuir la presión sobre una zona corporal determinada, repartiéndola sobre el resto del área corporal circundante.
  • Existen cojines y colchones antiescaras de diversas densidades (por ejemplo, los viscoelásticos de baja densidad son idóneos para aquellas personas con un peso normal y que no hayan tenido úlceras por presión; sin embargo, los viscoelásticos de alta densidad son apropiados para personas con un peso superior o inferior al «estándar», o para aquellas personas que hayan tenido úlceras por presión anteriormente).

Y hasta aquí la entrada de hoy sobre las UPP. Espero que os haya sido útil, sobre todo para la prevención y su tratamiento.

¡Sonrisas terapéuticas y a disfrutar del fin de semana!

happy-weekend

 

 

 

¿Cómo elegir una silla de ruedas?

¡Hola a todos! Hoy os traigo una nueva entrada, en la que hablaremos sobre las sillas de ruedas a grosso modo, y la verdad es que podría extenderme más, porque hoy en día, hay infinidad de tipos de sillas de ruedas, y de adaptaciones para cada tipo de usuario, teniendo en cuenta sus características, pero quedaría una entrada demasiado larga, por lo tanto, me centraré en explicarlo a rasgos generales.

sr

Y ya sabéis, si queréis que continúe hablando en otra entrada sobre las sillas de ruedas o cualquier otra temática, solo tenéis que dejarlo en comentarios y vuestros deseos serán órdenes! Empezamos en 3…2…1, al lío!

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una silla de ruedas?

En qué entornos se va a utilizar la silla de ruedas:

Si la silla de ruedas se va a usar principalmente en el domicilio del usuario, se recomienda elegir una silla de ruedas con la rueda trasera pequeña, ya que nos permitirá un buen manejo dentro del domicilio (radios de giro son menores, por lo que se requiere de menor espacio para realizar los giros). Por el contrario, si la silla de ruedas va a ser utilizada principalmente en el exterior del domicilio, se recomienda elegir una silla de ruedas con las ruedas traseras grandes, aunque el usuario no sea capaz de autopropulsarse, ya que en el exterior, el terreno es bastante irregular, y este tipo de ruedas, ayudará a sobrepasarlos de la mejor forma posible.

sr-entorno

Tal y como se muestra en la imagen, la primera silla de ruedas, tiene las ruedas traseras grandes, por lo que sería adecuada para usarse en el exterior del domicilio. La segunda imagen, tiene las ruedas traseras más pequeñas, por lo que será adecuada para un uso domiciliario.

Capacidad del usuario para autopropulsar la silla de ruedas:

A la hora de elegir una silla de ruedas, debemos tener en cuenta también la capacidad que tiene el usuario para autopropulsar la silla de ruedas, es decir, si el usuario mantiene la fuerza adecuada en miembros superiores para desplazarse por sí mismo con la silla de ruedas, o si por el contrario, requiere de una persona para que le propulse y pueda desplazarse.

En el caso en el que el usuario mantenga la fuerza adecuada para autopropulsar la silla de ruedas, será recomendable el uso de sillas de ruedas con las ruedas traseras grandes para lograr una mayor propulsión y una mayor autonomía. Si por el contrario, el usuario no mantiene la fuerza óptima para desplazarse por sí solo en la silla de ruedas, y por tanto requiere ayuda de otra persona, la silla de ruedas deberá tener las ruedas traseras pequeñas.

Como se puede observar en las imágenes, la primera silla de ruedas es apta para autopropulsarse por el usuario, lo cuál le aporta una mayor autonomía; sin embargo, en la segunda imagen, se observa una silla de ruedas apta para ser propulsada por otra persona, ya que el usuario no tiene la fuerza necesaria para autopropulsarse por sí mismo.

Tipo de material de la silla de ruedas:

Es muy importante también al elegir la silla de ruedas, el peso que va a tener, según la utilidad que se le de a la silla de ruedas. Para ello, nombraremos dos materiales, uno de ello más ligero y otro de ellos, más pesado.

  • Acero: Es el material más robusto, pero por contra, es el más pesado. El peso de la silla de ruedas puede llegar a alcanzar los 19-21 kg.
  • Aluminio: Es el material más ligero y por tanto, en caso de trasladar la silla de ruedas de un lado a otro, será mucho más cómoda. Su peso suele oscilar los 9-12 kg aproximadamente.

Comodidad del usuario en la silla de ruedas:

La comodidad del usuario en la silla de ruedas es un factor fundamental, y más aún si éste va a permanecer muchas horas sentado en ella. Para este tipo de usuarios en los que se mantiene la sedestación, es recomendable el uso de cojines antiescaras (AE), los cuáles están diseñados específicamente para redistribuir las presiones ejercidas por el peso del cuerpo en diferentes zonas de apoyo, evitando la aparición de heridas, o úlceras por presión (UPP).

Anti-decubitus cushion / polyurethane / gel / foam

En otra entrada, abordaremos el tema de los cojines antiescaras para conocer su función, las zonas de presión, las características de los mismos y los tipos que hay.

Dimensiones de la silla de ruedas:

A continuación, os dejo un enlace a una página del CEAPAT, donde encontraréis una guía sobre cómo elegir la silla de ruedas, además de tener las dimensiones principales de la silla de ruedas.

GUÍA CEAPAT

Recordad lo siguiente:

NO ES EL USUARIO QUIÉN TIENE QUE ADAPTARSE A LA SILLA DE RUEDAS, SINO LA SILLA DE RUEDAS DEBERÁ ADAPTARSE AL USUARIO. 

Nosotros nos vemos en la próxima entrada, que prometo que será esta semana de nuevo.

Abrazos y sonrisas terapéuticas.

 

Adaptación del entorno.

¡Hola a todos! Hoy traigo una entrada en la que hablaremos de la adaptación del entorno para usuarios diagnosticados de Enfermedad de Alzheimer, y como siempre, teniendo en cuenta las necesidades de cada usuario. Como terapeutas ocupacionales, debemos buscar la mayor independencia del usuario en el entorno que le rodea, realizando cambios en el mismo, dando pautas a los familiares, haciendo uso de ayudas técnicas, etc.

Imagen relacionada

Pues bien, empecemos!

Cuando una persona es diagnosticada de Alzheimer, debemos tener presente realizar una adaptación del entrono que le rodea en caso de ser necesario con el fin de:

  • Facilitar el desempeño de las actividades de la vida diaria (pueden hacerse uso de productos de apoyo).
  • Aumentar la calidad de vida del usuario y buscar la máxima independencia en su entorno.
  • Lograr el máximo funcionamiento a través de las capacidades que conserve el usuario.
  • Evitar situaciones de peligro en el entorno del usuario.
  • Crear un clima de confort en el que el usuario se sienta cómodo a pesar de las modificaciones realizadas.

¿Que adaptaciones podríamos realizar? 

Antes de comenzar con las modificaciones que podríamos realizar, me gustaría destacar que éstas deberán hacerse de forma paulatina, siempre priorizando en función de las necesidades y características de cada usuario.

Las adaptaciones o modificaciones del entorno que podríamos realizar en el domicilio del usuario, serían las siguientes:

  • El domicilio deberá estar libre de obstáculos y cuánto más amplios sean los pasillos o estancias, mejor, con el fin de evitar caídas.
  • Evitar los objetos de decoración, sobretodo aquellos que sean de cristal o sean de pequeñas dimensiones.
  • Los suelos deberán ser antideslizantes para evitar caídas. En caso de que exista escalera propia en el domicilio y sea necesario su acceso a la misma, se podrá colocar una cinta antideslizante en los escalones.
  • El domicilio deberá estar correctamente iluminado, evitando luces con grandes destellos y que causen una confusión al usuario, pudiendo llegar a provocar caídas.
  • Evitar el uso de alfombras. En caso de usarse, pueden adherirse completamente al suelo para evitar que ésta se deslice.
  • En la cocina, deberemos tener especial cuidado si el usuario tiene conductas compulsivas con la alimentación; por ello, colocar la comida, medicación y productos tóxicos fuera de su alcance. Y para más seguridad, colocarlos bajo llave, bien cerrados para evitar su manipulación.
  • En el dormitorio, para facilitar la incorporación del usuario al levantarse de la cama, podremos colocar una cama situada a una altura media (pueden usarse camas regulables en posición y altura para un mayor manejo del usuario y de los familiares y/o cuidadores), ni demasiado alta, ni demasiado baja ya que esto dificultaría su incorporación.
  • Durante las noches, con el fin de evitar accidentes en el domicilio y problemas de desorientación, es conveniente dejar una luz tenue en la habitación del usuario, además de tener los interruptores de la luz de la habitación cerca de la cama para evitar tener que realizar trayectos a oscuras, ya que incrementarían el riesgo de incidentes.
  • En el cuarto de baño, se colocará antideslizante en toda la estancia, incluida la ducha, con el objetivo de evitar tropiezos, resbalones y caídas. Se recomienda el uso de plato de ducha antes que bañera para agilizar y facilitar al usuario la entrada y salida del mismo. En caso de ser necesario, podrán colocarse barras asideros en la ducha, bañera e inodoro para una mayor sujeción a la hora de realizar la actividad. Del mismo modo, podrán colocarse alzas en el inodoro para elevar la altura y facilitar la actividad.
  • A largo plazo, será recomendable eliminar los espejos de todo el domicilio, ya que podrían aparecer trastornos conductuales, originando alucinaciones y/o delirios.

¡Y esto es todo por hoy!

Un abrazo terapéutico y nos vemos en la próxima entrada! Que disfrutéis del resto de semana.

abrazo.png