Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

¡Hola a todos de nuevo! Si, se que es un poco tarde, pero…¡feliz año a todos! ¿Cómo estáis? Por fin puedo sacar un hueco para volver a escribir en el blog…este nuevo año viene cargado de nuevos proyectos, nuevas ilusiones y de actitud positiva, por lo que confío en que será mi año, y espero que también el vuestro.

possitive attitude.jpg

En esta nueva entrada del blog, como ya habréis podido observar en el título, hablaremos sobre el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDAH, y el papel que desempeña el terapeuta ocupacional en esta patología. ¿Empezamos?

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, también conocido como TDAH, es un trastorno neurobiológico, que suele aparecer en la infancia e implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad, como su propio nombre indica.

tdah

Las causas del TDAH se deben a factores genéticos principalmente (tiene una heredabilidad del 76%) y ambientales (traumatismos, infecciones del sistema nervioso central, prematuridad, consumo de tóxicos durante el embarazo, bajo peso al nacer…).

Para realizar un correcto diagnóstico del trastorno, es preciso que los síntomas de déficit atencional, hiperactividad e impulsividad:

  1. Los síntomas deben presentarse en la infancia, normalmente antes de los 12 años de edad.
  2. Teniendo en cuenta la edad del niño y la etapa de desarrollo del mismo, los síntomas deben aparecer con una mayor intensidad y frecuencia a la normal para su edad.
  3. Estos síntomas deben interferir de forma significativa en el rendimiento del niño en, al menos, dos ámbitos de su vida: escolar o laboral, familiar y social.
  4. La sintomatología presente no puede ser causado por otro problema médico o psiquiátrico, tóxicos, drogas…

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), se diferencian tres presentaciones del TDAH:

  • Predominancia de falta de atención: es el más frecuente en las niñas.
  • Predominancia de hiperactividad/ impulsividad.
  • Predominancia combinada con déficit de atención de hiperactividad/ impulsividad: Presenta los tres síntomas del trastorno.

¿Cuál es la prevalencia del TDAH?

Es importante resaltar que el TDAH es considerado como uno de los trastornos psiquiátricos infantiles más frecuente en nuestros días.

  • En el Mundo: la prevalencia se sitúa en un 5,29% en niños que se encuentran en edad escolar.
  • En Europa, la prevalencia se sitúa alrededor del 5% entre los 6 y los 17 años de edad (3, 3 millones de niños).
  • En España, la prevalencia se sitúa en un 6,8% según los últimos estudios.

Papel de la Terapia Ocupacional en el TDAH.

Las dificultades en el área atencional de los niños que sufren esta patología, impiden un correcto desempeño de las actividades de la vida diaria en su mayoría, por lo que la Terapia Ocupacional, juega un papel importante en la intervención y tratamiento de estos usuarios.

Por lo tanto, podríamos decir que:

  • Aparecen dificultades en las habilidades sociales de los niños a la hora de interactuar con otras personas, por lo que repercutirá en el juego del niño, provocando disfunción en esta área.
  • A su vez, estas dificultades, le causarán al niño una falta de autoestima y seguridad en sí mismo.
  • Comenzarán a observarse dificultades en el desempeño de las actividades de la vida diaria del niño y dificultades en el desempeño normal en el ámbito escolar, por el déficit de atención e hiperactividad que aparece.
  • En algunos casos, aparece retraso psicomotor, por lo que el niño tendrá dificultades motrices, que conllevarán a un incorrecto desempeño de las actividades de la vida diaria.
  • La falta de regulación emocional, le provocará una merma en las relaciones sociales, especialmente con sus iguales.

Y ahora viene nuestra tarea…¿Cómo podemos ayudar a un niño con TDAH?

  • Realizaremos actividades y sesiones de relajación correctamente pautadas y adaptadas a cada usuario con el fin de controlar paulatinamente la impulsividad e hiperactividad del mismo.
  • Trabajaremos las habilidades motoras que se encuentren afectadas, especialmente las praxias, la motricidad fina y la gruesa, la coordinación, etc.
  • Trabajaremos las habilidades sociales para facilitarle al niño una correcta integración social con sus iguales, evitando el aislamiento social que podría producirse en el caso de que las conductas sociales no fuesen las adecuadas.
  • Aportaremos a las familias estrategias de afrontamiento para lograr un correcto desempeño de las actividades de la vida diaria, como por ejemplo, establecer una serie de rutinas diarias.

¡Y hasta aquí llegamos hoy! Espero que os haya gustado la nueva entrada y que os haya servido de ayuda, ya sabéis que cualquier duda, comentario y/o sugerencia, podéis mandármela por correo a la siguiente dirección: terapeutaocupacionalocupada@gmail.com

¡Hasta la próxima! Que tengáis una feeeeliz semana!!

Miles de sonrisas terapéuticas.

smile

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s